lupa

Sara Baras

Sara Baras

Sara Baras es un vivo ejemplo de talento, esfuerzo, trabajo y juventud.

Sara Baras nace en Cádiz y desarrolla su formación artística en San Fernando en la escuela de Concha Baras, su madre y primera maestra de baile. En su escuela, aprende a bailar y a montar coreografías, mientras se estrena en los escenarios con el grupo de baile dirigido por Concha Baras, los Niños de la Tertulia. En esa época, tiene el honor de compartir escenario con artistas como Camarón de la Isla y de contar entre el público a Su Majestad Doña Sofía. Más adelante se incorpora a la compañía de Manuel Morao que presenta el espectáculo Esa forma de vivir por los escenarios de París, Nueva York y Japón, así como en el Pabellón de Andalucía de la Exposición Universal de Sevilla. Mientras sigue la gira de este espectáculo, se presenta al concurso de TVE “Gente Joven” llevándose el primer premio con apenas 18 años. Muy pronto decide completar su formación y acudir a Madrid donde dan clases los que se convertirán en sus maestros: Ciro, Manolete, El Güito, Merche Esmeralda, Antonio Canales en flamenco, y Dania González en ballet. En la capital conoce a otros bailaores de su generación y se convierte asimismo en la pareja de baile de Joselito Fernández en Rayo de Luna de Paco Moyano, de Paco Sánchez en Flamenco Fire, de Merche Esmeralda en Mujeres, de Javier Barón en Mira que flamenco, y del Güito en Raíces flamencas, como lo había sido de Joaquín Grilo y Antonio el Pipa en Esa forma de vivir de Manuel Morao. Trabaja en la compañía de Paco Cepero para el espectáculo Festival Flamenco Gitano y en la de Rancapino para Poniente de la Bahía. Es la artista invitada de la compañía de Antonio Canales en los espectáculos Gitano, Torero, A cuerda y tacón, Raíz y Romancero Gitano.

Esta etapa de su carrera como primera figura de diversas compañías flamencas se acaba poco tiempo después de rodar el documental Flamenco Women de Mike Figgis, el director de Leaving Las Vegas. Tras varias actuaciones en solitario, decide montar su propia compañía con la que estrena en 1998, Sensaciones, en el que da su propia lectura de distintos palos del flamenco con un cuerpo de baile exclusivamente femenino. Tras una temporada en Madrid y Barcelona, lo presenta en el Sadler’s Wells de Londres, y en los Encuentros Musicales de Evian dirigidos por Mstislav Rostropovich. El mismo año, estrena Cádiz-La Isla en la Bienal de Sevilla, un homenaje al flamenco gaditano donde participan Chano Lobato, Rancapino, Mariana Cornejo, Moraíto Chico y la chirigota de “Los Borrachos” de José Luis García Cossío. Ese mismo año vuelve a bailar con Antonio Canales con motivo de los actos conmemorativos del 98 en Cuba en el programa La huella de España.

Al año siguiente, estrena Sueños, un espectáculo sinónimo de libertad formal que seguirá evolucionando a lo largo de los años y que muy pronto cuenta con la presencia de José Serrano como artista invitado. Sin agotar las posibilidades del recital, Sara Baras idea una obra con argumento en torno a la figura de Juana I de Castilla. Juana la loca, con dirección de Luis Olmos, se estrena en la Bienal de Flamenco de Sevilla en septiembre de 2000 y se convierte en un éxito con cerca de 500 representaciones entre los dos meses de temporada en el Teatro Coliseum de Madrid y una extensa gira por Francia, Latinoamérica y Japón. Asimismo el espectáculo es galardonado con tres premios Max.

Mientras baila Juana la loca, idea y ensaya ya el siguiente espectáculo, Mariana Pineda que dirige Lluis Pasqual, y cuenta con la música original de Manolo Sanlúcar. La obra desarrollada sobre una idea de Federico García Lorca se estrena en 2002 en la Bienal de Flamenco de Sevilla, en el Teatro de la Maestranza como ocurrió con el anterior espectáculo. Tras cinco meses de temporada en Madrid en el Teatro Calderón y dos veces dos meses en Barcelona en el Teatro Victoria, emprende una gira para llevar a la heroína granadina a teatros de prestigio como el Théâtre des Champs Elysées de París, al Piccolo Teatro de Milán, al Teatro Colón de Bogotá, al Teresa Carreño de Caracas y a festivales de prestigio como el Cervantino de Guanajuato, el Festival Internacional de Caracas, siguiendo la gira por Canadá, Italia, Holanda, Bélgica, Singapur y Hong Kong. Varias veces galardonado, el espectáculo no agota el interés del público por el mundo y le otorga un reconocimiento nacional y mundial, tanto dentro del mundo del flamenco como fuera. Así lo atestiguan el Premio Nacional de Danza (2003) o la Medalla de Oro de Andalucía (2004). Además, el espectáculo Mariana Pineda ha sido grabado en DVD en un directo en el Teatro Calderón, y editado por Sony Music.

Mientras tanto baila en conciertos de Chavela Vargas en la casa natal de Federico García Lorca en la Huerta de San Vicente en Granada, en el Teatro Falla de Cádiz, en el Palau de la Música de Barcelona, en La Alhóndiga de Guanajuato, en el Festival de Teatro de Bogotá y en el Luna Park de Buenos Aires. Participa en Iberia de Carlos Saura, con una coreografía propia (Albaicín) y otra ideada en colaboración con José Serrano (Asturias). La película se estrena en noviembre de 2005. En 2005, prosigue la gira de Sueños en Europa, Estados Unidos y América del Sur y Asia, rueda un DVD sobre Sueños en Cádiz durante las cinco representaciones del Gran Teatro Falla y realiza un libro de fotografías, también llamado Sueños, que recoge las fotografías tomadas por Peter Müller en gira y las estampas elaboradas como guiños al sueño del Quijote.

Con el estreno del espectáculo Sabores, en el Théâtre des Champs-Elysées de París el 19 de diciembre de 2005, cierra una trilogía de recitales que empezó con Sensaciones. Durante el 2006, prosigue la gira de Sabores en Barcelona en el marco del Festival del Milenio, en el Sadler’s Wells de Londres, en Moscú, Jerez, Santander, Vitoria, Viladecans y Córdoba antes de emprender una gira de dos meses por América Latina.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.