lupa

Blog Flamenco

Categorías

25

JUL

Clases de castañuelas: Guía básica para aprender a tocarlas

Sin comentarios

Publicado en

castañuelas

Clases de castañuelas


Las castañuelas constituyen uno de los instrumentos más antiguos de los que tenemos constancia. De hecho, algunos estudios aseguran que nacieron alrededor del año 1.000 A.C. Así, se cree que su origen se remonta a la cultura fenicia, un pueblo comerciante que pudo expandir su uso por los distintos enclaves por lo que pasaba. Ya en la actualidad, al observar la agilidad y frescura con la que tocan a los maestros de las castañuelas, cualquier podría pensar que se trata de un arte fácil de dominar. Sin embargo, llegar a manejar con soltura este instrumento no resulta una tarea precisamente sencilla. Eso sí aprender a tocar las castañuelas es casi como ir en bicicleta: una vez que lo consigues, ya no se te olvida nunca.

Ya sea como hobbie o desde un punto de vista más profesional, lo cierto es que, a la hora de aprender a tocar las castañuelas, es necesario tener algunas cuestiones en consideración. Lo primero es ser consciente de que, para que alcancen el máximo potencial de sonoridad, las castañuelas deben ser templada. ¿Que qué es eso? Muy sencillo, hacerlas sonar durante horas y horas. Te damos hoy una serie de consejos útiles por si estás pensando en tomar clases de castañuelas.

Clases de castañuelas consejos


Otra cuestión esencial es proporcionarles el cuidado adecuado una vez usadas. Así, recomendamos fervorosamente guardar las castañuelas en una funda. De esta manera, no solamente evitaremos golpes, arañazos y posibles accidentes, sino que también las protegeremos de cambios bruscos de temperatura o excesos de humedad. Y es que, las castañuelas son extremadamente sensibles a los vaivenes ambientales.

Otro aspecto a tener en cuenta a aprender a tocar las castañuelas es conocer las partes que forman el instrumento. Los componentes fundamentales son sus hojas, una de ellas es denominada macho y la otra, hembra. Se diferencian en que el primero tiene un tono más bajo que la segunda.

Dentro de cada hoja encontramos distintos elementos. Por una parte, debemos destacar la cavidad interior llamada corazón y la concha, es decir, la parte inferior y redondeada de la pieza. La calidad del sonido obtenido depende en gran medida del punto, o lo que es lo mismo, la zona donde se tocan ambas hojas. Podemos verlo en la base de la concha.


Clases de castañuelas: castañuelas de madera

En la parte superior hallamos las orejas, que incluyen los dos orificios por los que pasa el cordón que une las hojas entre sí. La zona más estrecha de la castañuela recibe el nombre de puente o bisagra y actúa como enlace entre las dos orejas. Por último, no podemos dejar de mencionar el labio, nombre otorgado a al espacio ubicado entre el círculo que limita el corazón y el borde de la concha. En algunas ocasiones, presenta un pequeño relieve que separa las orejas de la hoja. 

Y llegamos a los materiales, un asunto nada baladí cuando de aprender a tocar las castañuelas se trate. Así, dependiendo de con qué elementos se hayan confeccionado nuestras castañuelas, obtendremos unas sonoridades u otras. Los materiales más habituales en castañuelas de primer orden son la fibra de resina, la tela prensada y la madera de granadillo.


Clases de castañuelas: castañuelas de tela prensada

Tampoco se debe olvidar la cuestión de las tallas. Y es que, tocar correctamente las castañuelas implica incorporar un extra de precisión y pericia en los dedos y, para ello, resulta imprescindible contar con un instrumento que se adecue al tamaño y groso de nuestras manos. De esta forma, encontramos distintos tipos de castañuela dependiendo de si buscamos ejemplares para niños, para jóvenes, para hombre o para mujer.

Ahora que ya conoces todas las cuestiones básicas sobre este instrumento, ¿te animas a aprender a tocar las castañuelas?

Deja un comentario