lupa

Blog Flamenco

Categorías

10

ABR

Cómo cuidar tu mantón de Manila y otros consejos

Sin comentarios

Publicado en

mantones

 

Has comprado un mantón precioso, lo has lucido con tu traje, quizá sobre el escenario con los flecos moviéndose al compás de tus pasos. Ahora tu pregunta es, ¿cómo cuido mi mantón de Manila para que se conserve bien?


Un mantón rojo, negro o blanco siempre lucirá estupendamente, pues son colores que vibran. Mira más modelos aquí. 


Los artesanos expertos recomiendan... 

...que los mantones se envuelvan en cilindros de un material rígido y preferentemente, de un largo mayor al del mantón. De esta manera, evitamos cualquier tipo de arruga en la seda. 


Envolverlo en tubos o cilindros es una práctica común en los museos, también usada por coleccionistas, con lo cual está confirmado que la vida del mantón puede alargarse si se mantiene así.


Si tienes a la mano papel de seda o algún paño de algodón, es buena idea usarlo para envolver el mantón. El papel puede proteger los hilos y evitar que se enganchen. También cuidará el mantón del polvo.


Abanico español, zapatos de flamenco profesionales y mantoncillo collar, todos ellos combinados con un mantón de Manila bordado a mano. Mira los detalles de este producto aquí. 


 


Toma el papel de seda y envuelve tu mantón con éste sin forzarlo (evita eso de “hacerlo bolas”). Luego, toma ese rollo que te ha quedado e introdúcelo en el cilindro o tubo de cartón que mencionamos antes.




Otros consejos que pueden hacer la diferencia


Si vas a usar tu mantón próximamente, los expertos recomiendan que lo saques unos días antes de tu evento. Puedes extenderlo sobre una mesa lisa con mucho cuidado. El peso de los flecos hará que la seda se estire naturalmente, con lo cual el mantón estará mucho más liso que cuando recién lo sacaste. 


En caso contrario, si no lo has usado, también hay que sacarlo. Los mantones necesitan “respirar”, así que una o dos veces al año es aconsejable

 que lo saques para que airee y libere esa sensación que tienen las prendas cuando están guardadas por mucho tiempo. 


El mantón de Manila se ha convertido en una de las imágenes icónicas del flamenco. Mira aquí los detalles de este modelo de mantón negro con bordados en rojo. 



Lo que NO es aconsejable


Los mantones de seda no deben ser colgados en perchas. Aparentemente uno podría pensar que así permanecerán sin arrugas, pero lo cierto es que el peso de los flecos puede hacer que la seda se raje con el paso del tiempo. 


Tampoco es buena opción dejarlos en un cajón y nunca sacarlos de ahí. Los mantones que se dejan en los cajones suelen quedarse con marcas de los dobleces que después son difíciles de eliminar.


Esperamos que estos consejos te hayan sido útiles. Y si aún no tienes un mantón de Manila, recuerda que en Flamenco Export tenemos una gran variedad de modelos y colores que se adaptan a distintos presupuestos. 

Deja un comentario