lupa

Diccionario Flamenco Flamenco

  • Debla, en el dialecto calé, quiere decir "diosa". Así, los gitanos, al bautizar como debla a esta antigua forma del cante, quisieron proclamarla como la diosa de los estilos flamencos.
    Está emparentada con el martinete y la carcelera, y, como estos cantes, es rama de un mismo tronco. Así la debla, aunque muy parecida al martinete, es en su estructura más amplia, más recargada de melismas, más desolada y más doliente.

  • Momento del baile con el que se cierra una sección, o como remate de otros pasos, muy propio de la estética del baile flamenco. Se corresponde con la guitarra con los rasgueos sencillos que van al final de la melodía. Se efectúa dando un fuerte golpe con el pie contra el suelo.

  • El "duende" en Andalucía es un "encanto misterioso e inefable".  "Poder misterioso que todos sienten y que ningún filósofo explica". En el imaginario flamenco, el duende va más allá de la técnica y de la inspiración, "Para buscar al duende no hay mapa ni ejercicio". Cuando un artista flamenco experimenta la llegada de este misterioso encanto, se emplean las expresiones "tener duende" o cantar, tocar o bailar "con duende".

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.