lupa

Blog Flamenco

Categorías

4

FEB

Pilar Vera, un valor seguro que se se supera cada año

Sin comentarios

Publicado en

Noticias Simof 2010
Desfile de Pilar Vera
Pie de imagen

Había muchas expectativas puestas en el primer desfile profesional de SIMOF2010, y es que por primera vez la veterana Pilar Vera, una de las diseñadoras más admiradas y queridas, abría la Pasarela.No defraudó. No sólo por la lección de buen gusto, excelente costura y capacidad para reinventarse en una colección brillante. La presencia destacada de la cantante Joana Jiménez, y especialmente la de la espectacular modelo internacional Nieves Álvarez, mantenían en vilo a las mil personas que abarrotaban las gradas de la pasarela.

Lo nuevo de Pilar Vera se llama Cruz de Mayo, y es una colección muy coqueta y preciosista inspirada en las estampas y pinturas costumbristas de principios del siglo XX. La pasarela se abrió al son de unas sevillanas rocieras que las modelos interpretaron con tremenda simpatía, preparando al público para una velada encantadora. Los aires retro y el trabajo en los volantes marcaron la primera parte de los desfiles. Tomen nota fashionistas flamencas, porque según Pilar Vera los talles de los vestidos suben, confiriendo amplitud y comodidad a la prenda. Y los volantes encogen y se fruncen en divertidas y favorecedoras cascadas horizontales. Los colores fetiche: blanco y beige, combinados con aplicaciones de flecos y encajes tostados, rosados y nude. Para las que no renuncian al color, morados, rojo y verde. Consejos de estilista: sí rotundo al mantoncillo, este año es la estrella, mejor rematados con un buen trabajo de flecos. Y por supuesto, el Mantón de Manila, el complemento perfecto para lucir un traje con tronío de la mañana a la noche (los de Ángeles Espinar son piezas exquisitas que no deberían faltar en ningún ajuar flamenco).

 



Lo nuevo de Pilar Vera se llama Cruz de Mayo, y es una colección muy coqueta y preciosista inspirada en las estampas y pinturas costumbristas de principios del siglo XX. La pasarela se abrió al son de unas sevillanas rocieras que las modelos interpretaron con tremenda simpatía, preparando al público para una velada encantadora. Los aires retro y el trabajo en los volantes marcaron la primera parte de los desfiles. Tomen nota fashionistas flamencas, porque según Pilar Vera los talles de los vestidos suben, confiriendo amplitud y comodidad a la prenda. Y los volantes encogen y se fruncen en divertidas y favorecedoras cascadas horizontales. Los colores fetiche: blanco y beige, combinados con aplicaciones de flecos y encajes tostados, rosados y nude. Para las que no renuncian al color, morados, rojo y verde. Consejos de estilista: sí rotundo al mantoncillo, este año es la estrella, mejor rematados con un buen trabajo de flecos. Y por supuesto, el Mantón de Manila, el complemento perfecto para lucir un traje con tronío de la mañana a la noche (los de Ángeles Espinar son piezas exquisitas que no deberían faltar en ningún ajuar flamenco)

La sofisticación también tuvo su lugar en el desfile de Pilar Vera, con una serie de vestidos realizados con grandes y coloristas estampados sobre telas exquisitas y brocados, ideales para lucir durante la noche con tacones y complementos de fantasía, volantes con grandes vuelos y vivos en el borde, aplicaciones de grandes flecos y cortes atrevidos en la espalda, como el del precioso vestido brocado amarillo elegido por Joana Jiménez.

El fin de fiestas de Vera vino de la mano de una bellísima Nieves Álvarez enfundada en una espectacular bata de cola que defendió con la solemnidad del traje de alta costura que verdaderamente es una pieza de estas características.

Un desfile lleno de emoción y buen hacer, vestidos deliciosos y atemporales y hasta rostros populares en el público, como Fiona Ferrer, Beatriz Cortázar, Sol Bohórquez, Mª José Campañario o Silvia Pantoja, que tomaron buena nota de lo que se llevará en la próxima Feria de Abril.

Deja un comentario