lupa

Rafael Farina

Rafael Farina

Su mayor mérito reside en el fandango, estilo por el que ha creado unas formas muy personales

    RAFAEL ANTONIO SALAZAR MOTOS. Cantaor gitano conocido mundialmente con el nombre artístico de RAFAEL FARINA, nació en Martínamor (Salamanca), el 2 de Julio  del año 1923 y murió en Madrid el 21 de Noviembre del 1995, a los 72 años de edad de un infarto de corazón.
La familia era humilde, numerosa y artística, vivan del trato de ganado. Era el cuarto de once hermanos, el hermano mayor era "Calderas de Salamanca" y abuelo de la cantante de boleros "Tamara".
Con pocos años se trasladó a Salamanca capital, donde pronto comenzó a cantar "al plato" en bares especialmente en el Barrio Chino, este barrio de Salamanca era donde se agrupaba, las casas de citas y establecimientos de lenocinio los mas destacados eran "Casablanca", "Florida" y "Serrano". Rafael Farina tiene una estatua en medio del Barrio Chino, en la calle de la Palma, su protectora de tantos años era "La Margó".
Con veinte años se trasladó a Madrid, donde ya trabajaba como cantaor su hermano mayor, Antonio.
En 1944 Doña Concha Piquer le contrato para viajar con ella a Santiago de Chile, en este viaje aprendió a cantar con orquesta, ya que hasta entonces siempre había cantado con guitarra, debido a su afición por los fandangos.
Rafael actuó en el "Colmao" "Los Gabrieles", de la calle de Echegaray de Madrid, donde iban a oírle cantar, entre ellos uno de sus héroes:  Manolo Caracol.
La primera actuación importante de Rafael tuvo lugar en 1949, en el homenaje a Juanito Mojama, en el Cine Alcalá.
Los años 50 y 60 fueron sus años gloriosos, cuando se consolido como una de las grandes estrellas de la canción  española.
En 1952 ya tenia su propia compañía, en el Teatro Pavón repuso "la Copla Andaluza" (estrenada en 1929),  en 1953 actuó con Marisol Reyes en "Bronce y Oro".
En 1955 estreno "Circo de Ferias" en el Price y "Arte y Solera" en el Teatro Calderón.
En el terreno cinematográfico ha participado en las películas "Café de Chinitas", "Puente de Coplas" y "La Copla Andaluza".
El entusiasmo que Rafael Farina ha despertado entre sus seguidores se ha puesto de manifiesto a lo largo de su proyección artística, con el hecho de ser sacado a hombros del teatro en más de una ocasión, siendo la más significativa la que tuvo lugar en el Circo Price de Madrid, en 1967.
En 1968 estrena con Lola Flores "Arte español", durante todos estos años de su carrera como cantaor, han sido muchas las participaciones y obras realizadas como primera figura.
Entre sus actuaciones en el extranjero, fue siempre muy bien recibido en el Teatro Español de Tetuán (Marruecos), 1963 en la Sala Wagran de París y 1964 en las ciudades alemanas de Colonia y Dusseldorf.
Muchas de sus canciones aflamencadas se han hecho popularísimas, su mayor mérito reside en el fandango, estilo por el que ha creado unas formas muy personales. Cantaor que estará siempre en el buen recuerdo de toda la afición.
Rafael Farina era un hombre de grandes amores, su tierra, los toros y sus amigos eran los temas que más le apasionaban, pero lo que verdaderamente le hacia feliz era la canción y el cantar, especialmente cuando estaba en el escenario.

Productos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.