lupa

Carlos Cano

Carlos Cano

Sus canciones se unen a la reivindicación de una España democrática y el resurgimiento de una identidad andaluza, "una manera de vivir, más que una forma de ser", definida en sus palabras.

JOSÉ CARLOS CANO FERNÁNDEZ, cantautor payo español,  nació en Granada, el 28 de enero del año  1946, y murió en Granada el 19 de diciembre del año 2000,  pródigo en estilos tradicionales y relativamente olvidados como la copla andaluza o el fado.
Fue más conocido por su "María la Portuguesa" o el tema sociopolítico "La murga de los currelantes", aunque su discografía es muy extensa. En su juventud emigró a Suiza y Alemania para trabajar, como tantos miles de andaluces, y aquella experiencia le marcó profundamente en su obra posterior, en temas como "El Salustiano", donde cantó la miseria y la tristeza de dejar la tierra querida por los grises paisajes industriales de la Europa rica.  Cano empieza a componer con voz y guitarra, y su primera época, la de la Transición, es marcadamente política. Sus canciones se unen a la reivindicación de una España democrática y el resurgimiento de una identidad andaluza, "una manera de vivir, más que una forma de ser", definida en sus palabras.
En los años ochenta gira hacia un intimismo sobre el que pivotan discos como "Si estuvieran abiertas todas las puertas", "De la luna y el sol" o "A través de las sombras", y amplía sus estilos incluyendo tangos, boleros, rumbas y otras composiciones musicalmente muy cuidadas, como la magnífica "El rey Al-Mutamid le dice adiós a Sevilla", de influencia árabe y cuya letra está tomada de los propios versos de Al-Mutamid, el rey poeta. 
Tras "Cuaderno de coplas" y "Quédate con la copla", Cano reivindica el valor popular de la copla como canción popular andaluza, cuyo uso por parte del franquismo le había supuesto el desprecio de la modernidad. Fue el primero en reivindicarla y muchos otros cantantes de hoy, como Martirio o Pasión Vega, han conseguido mantener el estandarte y volver a colocar a la copla en su sitio, dentro de la modernidad. En palabras de Carlos Cano: "La canción española no es ni canción ni española, es copla y andaluza".
En los 1998 le pone música a los poemas de Diván del Tamarit, de Federico García Lorca, con quien ya se había atrevido en varias ocasiones, con la colaboración de Leo Brouwer, Orquesta Filarmónica de Londres, Curro Romero, Orfeón Donostiarra, Paco Ibáñez, Santiago Auserón y Marina Rossell. Una gran obra.
La versatilidad como compositor de Carlos Cano, capaz de componer preciosas cuecas, tangos, rumbas, sambas, nanas, coplas… con sólo voz y guitarra o con orquesta, alegres murgas carnavaleras y preciosos temas intimistas, unida a la calidad y emotividad de sus textos hacen de este artista un ser único en el panorama musical español.
En 1995 sufrió una disección de aorta que fue intervenida en la clínica neoyorquina Monte Sinaí. Tras el incidente comentaría "He vuelto a nacer en Nueva York, provincia de Granada". Su último trabajo fue un disco grabado con un coro de niños cubanos. Tras una tensa espera de tres semanas, el 19 de diciembre de 2000 una repetición de su problema aórtico acabó con su vida  En 2001 fue nombrado a título póstumo Hijo Predilecto de Andalucía.


Discografía 
Duras penas (1975) 
A la luz de los cantares (1976) 
Crónicas granadinas (1978) 
De la luna y el sol (1980) 
El gallo de Morón (1981) 
Si estuvieran abiertas todas las puertas (1983) 
Cuaderno de coplas (1985) 
A través del olvido (1986) 
Quédate con la copla (1987) 
Luna de Abril (1988) 
Ritmo de vida (1989) 
En directo (1990) 
Mestizo (1992) 
Forma de ser (1994) 
Algo especial (1995) 
Chiclanera y otros grandes éxitos (1996) 
El color de la vida (1996) 
Grandes canciones (1997) 
Diván del Tamarit (1998) 
La copla, memoria sentimental (1999) 
De lo perdido y otras coplas (2000) 
Que naveguen los sueños (2001):
Disco póstumo de dúos de sus grandes éxitos con los mejores artistas.  Una vida de copla (2006).

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.