lupa

Antonio Fernandez Fosforito

Antonio Fernandez Fosforito

Antonio Fernández Díaz, Fosforito, ha realizado una de las más brillantes carreras artísticas del flamenco de este siglo, ganando los mayores honores de este arte.
Antonio Fernández Díaz de nombre artístico Fosforito, nació en Puente Genil (Córdoba) el 3 de agosto de 1932. Se inició desde niño como profesional, conocido desde muy joven por Antonio de Genil, nombre que recordó - ya famoso con el de Fosforito - en la etiqueta del disco Flamenco puro en el que canta para Manuela Vargas el mirabrás, seguiriyas y martinetes, uno de los mejores discos que se han registrado para baile. Haciendo el servicio militar en Cádiz sufrió una operación quirúrgica en el estómago que a punto estuvo de desviar su destino artístico hacia la guitarra. La convocatoria del Concurso Nacional de Cante Jondo en Córdoba, año 1956, le hizo volver al cante, aunque se considerara a sí mismo muy mermado de facultades. Sus profundos conocimientos y su sello personal para interpretar la más pura ortodoxia del legado flamenco le hizo triunfar sobre más de un centenar de concursantes llegados de toda España, alzándose con todos los primeros premios del concurso, y como único caso en la historia del flamenco ante una convocatoria libre y enciclopédica.
Seguidamente recorrió toda España encabezando el espectáculo Festival de Cante Grande, trabajó en tablaos sevillanos y en el Corral de la Morería madrileño. Viajó por Asia, África y Europa con el espectáculo de Marienma. Recorrió EE.UU. y otros países americanos en el espectáculo de Manuela Vargas. Hizo la Feria de Nueva York, y desde 1961 es uno de los cantaores más destacados en los festivales flamencos, actividad que alterna con recitales marcados a veces por él mismo. Su discografía tiene carácter enciclopédico, pues es el cantaor con más amplio registro de su época. Todas sus interpretaciones tienen un carácter respetuoso con el legado tradicional al mismo tiempo que muy personales, por el eco de su voz, por el concepto esquemático de las formas melódicas y por la manera de hacer el compás, siendo el primero que introduce el ritmo sincopado.
Después de Antonio Mairena, es el cantaor más homenajeado en esta época. Heredo el título de director honorífico de la Cátedra de Flamencología de Jerez. Ha sido nombrado Hijo Adoptivo de Córdoba y Alhurín de la Torre. En donde tiene fijada su residencia, Hijo Predilecto de puente Genil... Registró una antología discográfica de cuatro LPs y otros sueltos, con Paco de Lucia. También, con Juan Habichuela, Enrique de Melchor, Juan Serrano, etc...
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.