lupa

Antonio el Sevillano

Antonio el Sevillano

Para Mairena era "una de las primeras figuras entre los fandangueros egregios"

Antonio Pérez Guerrero nació en Sevilla en 1909 y murió en Alcalá de Guadaira (Sevilla) en 1989. Cantaor. Un fandango de su creación hizo fortuna, y fue lo que más cantó en toda su carrera, junto a las bulerías. Para Mairena era "una de las primeras figuras entre los fandangueros egregios". Vivió en Alcalá de Guadaira desde los nueve años hasta que hizo el servicio militar, y allí aprendió a cantar junto a Joaquín el de la Paula, a quien consideraba su único maestro. Profesionalmente se inició en las reuniones de aficionados de la Alameda de Hércules, según él mismo relató: "Entonces en La Europa había siempre ocho o diez cantaores, otras tantas bailaoras y cuatro o cinco guitarristas. Y había que cantar con tos, que ésa era la gracia. Y tirarse de fiesta toa la noche. Y el día. Y te daban cuatro o cinco duros y con eso tenías que vivir". Sobre sus fandangos manifestaba: "Yo hago tos los cantes y conozco tos los cantes. Aunque parece que lo que más ha quedao han sío mis fandangos. En mis fandangos tal vez lo difícil esté en el final. Es una cosa de velocidad. Hay que recortar, y decirlo tó en un momento. Mi cante es recortao, no se puede alargar. Efectivamente yo he tenío pocos imitadores de mis cantes, pienso que porque no podrán, por esa dificultad que he dicho".  También fue futbolista del Betis.

Productos relacionados

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.